colchones online
Precio, marca, calidad

Impermeabilidad y transpirabilidad de los tejidos

impermeable.
(De in-2 y permeable).
1. adj. Impenetrable al agua o a otro fluido.

hidrófugo, ga.
(De hidro- y -fugo).
1. adj. Dicho de una sustancia: Que evita la humedad o las filtraciones.

transpiración.
(De trans- y el lat. spiráre, exhalar, brotar).
1. Salida de vapor de agua, que se efectúa a través de las membranas de las células superficiales
Impermeabilidad

Es la resistencia que ofrece un tejido a la presión de un líquido (grado de impermeabilidad). Técnicamente un acabado impermeable en un tejido no permite el paso del agua ni del aire, así que si se hace referencia a un tejido impermeable y que a la vez permite la transpiración, el término técnico a usar es hidrófugo (permite el paso del aire pero no del agua).

Un tejido puede ser impermeable a condiciones atmosféricas normales, pero puede dejar de serlo a medida que aumentamos la presión.

La impermeabilización de un tejido se efectúa aplicándole una fina película o recubrimiento de una materia impermeable. Se considera impermeable a todo conjunto normalmente diseñado en pvc (poli cloruro de vinilo), poliuretano (resina sintética que se obtiene mediante condensación de poliésteres) o teflón (polímero donde los átomos de hidrógeno están sustituidos por flúor) cuya función es la protección del agua o humedades. Los tejidos impermeables con recubrimiento de pvc garantizan una mayor impermeabilidad, siendo muy duradera y resistente a la abrasión, en cambio, tejidos impermeables con recubrimientos de poliuretano son más ligeros, suaves y que permiten mayor transpiración. El teflón normalmente no es usado en textiles destinados al descanso por su bajo nivel de transpirabilidad.

Bajo estos tipos de recubrimientos impermeables, se valora que el tejido inferior hecho de algodón es más cómodo en contacto con la piel y reduce la condensación, frente al tejido sintético, que ofrece ligereza, mayor resistencia al desgarro y flexibilidad.
¿Cómo se mide la impermeabilidad?

Hay varios métodos para medir la presión que resiste un tejido antes de que el agua penetre a través de sus fibras. Muchos fabricantes emplean test muy diferentes para medir la impermeabilidad (Schmerber, Mullens, Sutter, James, etc.) o con ciertas peculiaridades que los hacen asépticamente incomparables, y también porque impermeabilidades de laboratorio teóricamente bajas dan en ocasiones óptimos resultados en uso real. Como normal general se valora con el test de Schmerbereg o de "la columna de agua" . Partiendo de una columna de agua de 1 cm² de sección, se incrementa la altura de dicha columna de agua hasta que se consigue traspasar el tejido con el líquido. Diremos que a mayor columna de agua, mayor impermeabilidad. Una columna de 10.000mm (10 m) ejerce una presión de 1 Kg por cm². En ocasiones se expresa en la magnitud PSI (libras x pulgada cuadrada), donde 10-15 PSI = 5.000mm.
Transpirabilidad

Es la capacidad que tiene un tejido para que el vapor de agua lo atraviese. El cuerpo humano en reposo produce unos 0,75 litros de agua al día en forma de vapor. Durante una actividad moderada expulsamos 0.5 litros/h., en intensa 1.0 litros/h.
¿Cómo se mide la transpirabilidad?

Los fabricantes expresan la transpirabilidad del tejido en 'gr/m² en 24 h'. El RET (Resistant to Evaporation Transfer) mide la resistencia de los tejidos a dejar pasar la transpiración. Cuanto menor sea este valor, mejor es la transpirabilidad. La prueba RET con placa calentadora mide la resistencia del tejido a trasmitir el vapor de agua a través de él.
Consejos para textiles destinados al descanso

A la hora de adquirir un cubrecolchón / funda / protector impermeable para su sistema de descanso, como puede ser un colchón de gomaespuma / muelles / látex / viscolástica / eliocel, es importante tener en cuenta tanto el nivel de impermeabilidad como la correcta transpiración. La primera cualidad le permitirá protejer mucho mejor el colchón y que perduren sus características a lo largo de los años. La segunda, la transpiración, le permitirá alcanzar un mejorado descanso al eliminar correctamente la condensación, sobre todo en los materiales de última generación (viscolástica, látex o eliocel) que componen los colchones de gama media-alta.
Apéndice I: normas referentes a la impermeabilidad y transpirabilidad de los tejidos para el uso profesional

La norma europea EN 343 para protección contra el mal tiempo contempla la protección frente al agua y la humedad, así como el nivel de resistencia al vapor de agua. Tomando una cantidad mínima como punto de referencia, esta norma diferencia entre 3 niveles de prestaciones para el vestuario de protección frente al mal tiempo, dependiendo, en primer lugar, de su nivel de resistencia a la penetración del agua (medida de resistencia al agua) y, en segundo lugar, de su nivel de resistencia al vapor de agua (medida de transpirabilidad).

La Norma EN 343 contempla dos niveles, ambos con valores de 1 a 3, la eficacia es mayor cuanto mayor son los dos valores:

- Impermeabilidad al agua. La norma especifica la presión de agua a la que se somete el material exterior y las costuras, obteniendo la resistencia a la penetración del agua, utilizando el valor para clasificar el EPI en una de tres Clases, que van de 1 a 3, de menor a mayor estanqueidad.

- Tanspirabilidad. Es inversamente proporcional a la resistencia evaporativa. Los materiales impermeables al agua también son en alguna medida impermeables a la transmisión del vapor de agua, retienen el sudor y contribuyen significativamente al enfriamiento corporal. La norma especifica los ensayos para medir el obstáculo al paso del vapor de agua que ofrece el tejido, que representa la resistencia a la evaporación del sudor desde la superficie de la piel. Cuanto más alta es la resistencia evaporativa, menor es la transpirabilidad. Ese valor se utiliza para clasificar el EPI en una de tres Clases, que van de 1 a 3, de menor a mayor transpirabilidad. Este valor se coloca en la parte inferior del pictograma.