colchones online
Precio, marca, calidad

Somieres eléctricos y camas articuladas

Introducción

Las camas o somieres articulados son aquellos divididos en diferentes planos y en los que, de manera voluntaria, podemos cambiar el ángulo de estos para cambiar la postura de la persona usuaria.

Consiguen regular armónicamente la inclinación de los diferentes planos de reposo dando una respuesta eficaz, acorde con la anatomía y peso de cada persona. Como norma general, llevan reguladores de firmeza/confort, los cuales ayudan a personalizar el descanso, consiguiendo un soporte adecuado en zona lumbar, cadera y zona alta de las piernas.

Así como se puede regular los diferentes ángulos de articulación de cada plano, tambien existen modelos en el mercado que tambien permiten la regulación en altura de la cama articulada.

Este tipo de bases se pueden combinar con colchones confeccionados en espumaciones técnicas tales como la viscolástica o el látex, los cuales gracias a su flexibilidad, permiten la eficiente articulación de cada plano del somier en toda su extensión. No se recomienda el uso de ningún colchón con una altura considerable ni se recomienda el uso de colchones de muelles por este motivo.
Tipos

Según el sistema de regulación pueden distinguirse entre: -camas/somieres eléctricos, donde el movimiento se efectúa gracias al uso de un mando. La gran ventaja de este tipo de sistema es la independencia que confiere al usuario y poder, a voluntad propia, cambiar los planos de la cama, incorporarse, tumbarse, etc. Esta es una excelente opción debido a que el usuario no tiene que levantarse de la cama para ajustar la cama a la posición deseada. Es poco común pero algunos modelos de cama eléctrica vienen con una función de masaje que puede ser programado para aumentar el nivel de confort. -somieres articulados manuales, donde mediante el uso de husillos (mecanismo constituido por un tornillo que al girar produce el desplazamiento longitudinal de la tuerca en la que va enroscado) permiten elevar y descender el somier, y el uso de cremalleras dentadas para retener en su posición los planos articulados.
Número de planos articulados

El número de planos puede ser muy variable, si bien lo más común , es encontrarnos de 2 a 5 planos. Cuando son dos el número de planos, normalmente sólo se articula el tronco, mientras que el plano de las piernas permanece estático. Cuando los planos son 3, tronco y piernas se articulan, permaneciendo estático el plano de la zona de los glúteos. En este caso, las piernas suben estiradas.

Lo más funcional y anatómico, es que el número de planos sean 5, articulando cuello, espalda, y donde tambien de esta manera las piernas suben dobladas y no tiran de la cadera.
Beneficios

Principalmente están indicados para personas con problemas de circulación en las piernas, ya que se puede levantar la altura de los pies y en posición de reposo al elevar las piernas se experimenta una inmediata sensación de alivio.

En casos de mala circulación, dormir en una cama convencional plana no ayuda en nada. Si las piernas se hinchan después de haber permanecido de pié durante grandes períodos de tiempo, lo más probable es que sea debido al escaso flujo de sangre de piernas y pies. La falta de circulación de sangre no es algo para tomar a la ligera, ya que puede conducir a la coagulación de la sangre y estos coágulos de sangre, en caso de trasladarse a su corazón o pulmones, incluso el cerebro pueden complicar la situación del usuario.

Cuando se duerme, la sangre no circula a través de su cuerpo de manera tan eficiente como lo hace cuando está de pié o en movimiento. Dormir puede ser peligroso para personas con mala circulación ya que es cuando los coágulos sanguíneos son más propensos a formarse.

Para una persona con una mala circulación sanguínea en las piernas y/o pies, elevando ambos puede ayudar a aliviar el dolor y el hinchazón. En estos casos, la mayoría de las personas salen del paso utilizando almohadas debajo de los pies para ayudar con el dolor y la hinchazón. El problema de este método es que el movimiento de piernas y pies quedan confinados a un área tan pequeña que es muy probable que al despertar, ya no apoyen sobre la improvisada almohada. Con una cama articulada no tendrá este problema.

Al poder elevar tambien la zona de la cabeza y el tronco está indicada para personas con afecciones respiratorias y/o cardiacas. Favorece la respiración y evita los problemas respiratorios derivados de permanecer tanto tiempo tumbado. En posicion de tronco elevado y piernas en reposo el cuerpo se acomoda a la disposicion natural de la espalda, pelvis y piernas. En posición de asiento facilita la lectura o visión de la televisión en casos de reposo prolongado. La ingesta de comida se realiza sentado, en una cama convencional hay que incorporarle con la ayuda de otra persona o el esfuerzo del paciente por mantener el tronco erguido. Dificulta la formación de escaras (heridas en la piel derivadas de estar mucho tiempo en la misma posición) al cambiar continuamente la postura y sus puntos de apoyo. Al poder incorporar el tronco, poner de pie al usuario es mucho más sencillo, ya que sólo tenemos que mover las piernas hacia el suelo.

Los beneficios de las camas articuladas regulables en altura son principalmente para el cuidador ya que facilita el aseo e higiene del usuario sin tener que agacharse y levantarse constantemente, lo que hace esta tarea diaria más liviana. Asimismo, en aquellos usuarios que pueden levantarse de la cama, la regulación de altura les permite que el levantarse de la cama se haga de forma más cómoda al poder regular ésta a la altura necesaria para que esta tarea sea cómoda en cuanto a la flexión/extensión de las piernas.

En definitiva, permite al usuario llevar una vida más activa que tumbado.
Accesorios

La utilización de barandillas es para evitar las caídas involuntarias del usuario, no se deben utilizar como medio de contención, ya que muy a menudo saltan las barandillas y se producen caídas con peores consecuencias que si no las tuviera. En estos casos se recomienda usar cinturones de seguridad.

Los potenciadores (también llamados trapecios o incorporadores) son una especie de triangulos que quedan colgados y situados por encima de los hombros. Su finalidad primordial es permitir/facilitar el cambio de postura.

Las patas con ruedas facilitan el desenvolvimiento de las transferencias del usuario, la limpieza de la estancia, ya que en muchas ocasiones conviene desplazar ciertos elementos por que el espacio es reducido.

Los soportes de suero (también llamados goteros) son donde se coloca el suero colgado y la alimentación parenteral.

También hay disponible en algunos modelos mandos a distancia que permiten un uso inalámbrico de la cama articulada eléctrica.