colchones online
Precio, marca, calidad

¿Es el descanso el secreto para mejorar las calificaciones?

Los estudiantes pueden llegar a obtener mejores resultados si cerrasen sus libros temprano y obtuvieran más descanso antes y durante el periodo de exámenes. Con el fin del semestre escolar acercándose, los estudiantes en la escuela secundaria y la universidad pronto se enfrentan a otra ronda de exámenes finales. Los resultados pueden mejorar o estropear la calificación final.

Algunos estudiantes se cargan de gran cantidad de cafeína para estudiar durante series nocturnas. Aunque no hay sustituto para dedicar tiempo a la preparación de un examen, los estudiantes pueden obtener mejores resultados si adelantan el cierre de sus libros para asi obtener más descanso antes y durante los exámenes.

La mayoría de adultos necesitan cerca de siete a ocho horas de sueño cada noche para sentirse alerta y bien descansado. Los adolescentes necesitan dormir más, por lo general alrededor de nueve horas o más.

El hecho de no descansar lo suficiente produce síntomas de "privación de sueño." Esto puede tener un efecto negativo sobre el rendimiento general, incluso después de sólo una noche de sueño pérdida. Aún peor, las personas que están privados de sueño tienden a no ser conscientes de lo afectadados que en realidad están.

Los estudios han demostrado que los adolescentes que tienen problemas para dormir, no rinden en la escuela tanto como los estudiantes sin problemas de sueño. Además, los estudiantes que están privados de sueño pueden experimentar estos efectos negativos:

* Permanecer grandes espacios de tiempo soñoliento y resultar dificil mantenerse despierto.
* Ser fácilmente distraído. Puede llegar a ser difícil la concentración y atención.
* Pensar y recordar la información más lentamente.
* Puede ser más propenso a cometer errores, y menos probabilidades de detectar sus errores.
* Ser fácilmente irritable y frustrado.

En cambio, una buena noche de sueño le ayudará a sentirse más enérgico, alerta, centrado y optimista. Muchos investigadores piensan que incluso el sueño puede ayudar a mejorar su memoria. La obtención de una noche completa de sueño después de estudiar puede ayudar a su cerebro a "consolidar" la nueva información. Esto puede ayudarle a recordar la información que usted necesite para el exámen.

Las investigaciones también demuestran que una breve siesta a la tarde puede ayudar a prevenir el sobreesfuerzo mental. Tomando una siesta rápida entre los exámenes le puede ayudar a mantener el máximo rendimiento para el resto del día.