colchones online
Precio, marca, calidad

Acerca de las camas geriátricas / hospital

Cuando usted mira las camas geriátricas, para Ud como observador, son básicamente las mismas. Para la persona que reside en la cama, no son todas iguales. Las camas de hospital eléctricas son probablemente una de las mejores cosas que le ha pasado a las personas que necesitan estar en la cama durante largos períodos de tiempo.

La belleza de estas camas es el hecho de que son ajustables y, por supuesto, muy cómodas. Las camas eléctricas tienen un panel de control que ayudan al paciente a conseguir las diferentes posiciones en la cama, y también hace posible maniobrar su cuerpo con facilidad. El mando o panel de control ajustará la cama en una posición sentada, en diferentes ángulos para que usted resida, y también tiene a veces la capacidad que permitirá al usuario ajustar la firmeza del colchón.

Los fabricantes de camas geriátricas eléctricas han visto que la adaptación de las posiciones de la cama no es suficiente. Los usuarios también pueden ahora ajustar la altura de la cama (carro elevador), para permitir el fácil acceso o tumbado. Esto reduce el riesgo de mayores perjuicios en caso de caídas de la cama.

El hecho de poder ajustar las posiciones de estas nuevos tipos de camas de hospital es también bienvenida y muy apreciada por el personal médico, que de vez en cuando han de llevar a cabo exámenes médicos sobre los pacientes. Estas camas geriátricas / hospital eléctricas también son excelentes para los pacientes que están siendo provistos de cuidados en el hogar, ya que proporcionan la facilidad de movimiento.

Las camas de hospital eléctricas ayudan a los pacientes a recuperarse de cualquier condición traído al hospital, en primer lugar. A diferencia de la mayoría de las tradicionales camas de hospital, las camas geriátricas eléctricas ofrecen excelente apoyo musculoesquelétal a pacientes con trastornos (necesario para la recuperación) y una gran comodidad. Debido a estos factores, los pacientes que duermen en camas geriátricas eléctricas tienden a recuperarse de sus dolencias mucho más rápido.

Tipos
Hay dos tipos principales de camas geriátricas eléctricas. Están camas totalmente eléctricas y camas semi-eléctricas (omitiremos en un principio las manuales). Las camas geriátricas totalmente ajustables de forma eléctrica realizan cada tarea con sólo el simple clic de botón. Esto le da al paciente un control total. Por otro lado las camas semi-eléctricas camas tienen botones de control eléctrico que, por ejemplo, elevan y bajan los pies y cabeza junto a una manivela manual para elevar y bajar la cama.

Beneficios
Hay varias ventajas en las camas eléctricas. Como hemos mencionado antes, son excelentes para el apoyo musculoesquelético y la comodidad. El confort viene del hecho de que el paciente se permite un cierto grado de libertad. El paciente puede ajustar y mover la posición de cabeza y piernas, así como la posición de la cama. Esto permite al paciente a relajarse en su posición favorita.

Algunas consideraciones
Es importante tener en cuenta y sopesar los pros y contras de los dos tipos de camas geriátricas. Las camas totalmente eléctricas son extremadamente simples, ya que permiten ajustar las diferentes posiciones con sólo el simple clic de un botón. Sin embargo, en una situación como un corte de luz, una cama totalmente eléctrica sería completamente inútil, por lo que la manivela de accionamiento manual es mucho más eficiente. No obstante, muchas personas prefieren camas completamente eléctricas porque requieren de mano de obra para funcionar y, por tanto, puede no ser tan conveniente.

Elección de una cama geriátrica
Tanto si está añadiendo o iniciando una nueva situación de cuidados en su hogar, una cama geriátrica es una parte importante de la ecuación. Las camas de hospital vienen en tres variantes, que van desde camas económicas con base a modelos más avanzados. ¿no está seguro por dónde empezar? La siguiente descripción de lo que está disponible debería ayudarle:

Cama geriátrica - Esta es la primera elección en una ecuación de tres partes que incluye cama, colchón y accesorios. Las tres opciones son manuales, semi-eléctrica y eléctrica completa.

Colchones - la cama no está completa sin un colchón. Hay opciones disponibles desde el látex sintético o natural hasta espumaciones técnicas en diferentes densidades que dificulten la aparición de escaras gracias al reparto de peso de puntos de presión que facilitan estos materiales. Los factores a tener en cuenta en esta decisión serían la duración de la necesidad de la cama, cantidad de tiempo de permanencia en la cama y las necesidades del paciente.

Accesorios - No se olvide de la sobre-mesa para comidas en la propia cama geriátrica, de los trapecios para ayudar a las transferencias, cabeceros y pieceros, carro elevador, etc. Los accesorios claramente ayudan a completar su medio ambiente de cuidados, haciéndola más confortable y funcional.