colchones online
Precio, marca, calidad

Apnea del sueño y presión arterial alta

Un nuevo estudio añade evidencias que vinculan la apnea obstructiva del sueño con un mayor riesgo de presión arterial alta.

El estudio incluyó a 529 hombres y 207 mujeres con apnea obstructiva del sueño. El grado de apnea del sueño variaba ampliamente.

Sus índices de apnea hipopnea varió de 5 a 197 pausas respiratorias por hora de sueño, con un promedio de 36. Un índice de apnea hipopnea de más de 30 se considera una apnea obstructiva del sueño grave.

Los participantes con apnea del sueño se compararon con un grupo control, que comprendía 154 hombres y 161 mujeres que no tenían apnea.

Los resultados muestran que las probabilidades de presión arterial alta aumentan con el aumento de su índice de apnea, el riesgo también aumentó con el aumento de la edad y el índice de masa corporal (IMC). De entre los más obesos, los hombres eran casi dos veces más propensos que las mujeres a tener presión arterial alta.

Una hipertensión o presión arterial alta puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, riñones y otras partes del cuerpo.

La presión arterial alta se trata con cambios de estilo de vida y medicamentos. Cambios en la dieta incluyen comer una dieta sana, hacer mucho ejercicio y dejar de fumar. La mayoría de las personas con presión arterial alta necesitará tratamiento de por vida.

En 2008, una declaración científica informó que alrededor del 30 por ciento de las personas con presión arterial alta también tienen apnea del sueño. Se produce cuando los músculos se relajan durante el sueño. Como resultado de tejidos blandos en la parte posterior de la garganta colapsan y bloquean las vías respiratorias superiores. Las pausas respiratorias pueden durar desde 10 segundos a un minuto o más. Estas pausas no sólo pueden producir una fuerte caída en los niveles de oxígeno, sino que también puede provocar que la presión arterial se eleve.